El efecto mozart

Publicado en por Melvin Silva

El efecto Mozart son las reacciones del cerebro al escuchar la música de Amadeus Mozart. Según estudios aparecidos en la década de los 90 las pulsaciones por minuto de la música que toca produce efectos en el cerebro, mejorando las habilidades de escucha y habla, salud emocional y agilidad mental. Aprende mas sobre el origen de esta teoría y los posibles beneficios que genera.

Origen de la teoría del Efecto Mozart

La base científica para el Efecto Mozart es una teoría que tiene mas de 50 años, elaborada por el otorrinolaringologo frances Alfred Tomatis. Tomatis demostró que el feto es capaz de escuchar los sonidos desde los cuatro meses de edad y por tanto el sonido juega un papel muy importante en la percepción y la conciencia del niño.

En 1993, científicos de la universidad de Wisconsin describieron que el efecto de la musica de Mozart duraba unos 10 minutos en 36 estudiantes que fueron objeto de estudio. Dichos estudiantes mostraban un aumento de la inteligencia espacial y lógica. Este hallazgo fue publicado por la revista Nature. Debe indicarse que en años posteriores se ha intentado repetir el experimento, pero no se han conseguido los mismos resultados.

En el caso de los niños, se propone que desde su etapa fetal sean estimulados musicalmente por su madre. De ese modo mejorará su desarrollo físico, intelectual y emocional. Es por esta razón que en el mercado existen cd para bebes con música de Mozart (baby Mozart music).

Beneficios que trae la Música de Mozart.

Algunas de los posibles beneficios que trae la música de mozart en niños son los siguientes:

a) Les estimula a forjar hábitos de estudio, comprender lo que lee, memorizar mejor y entender conceptos matemáticos.

b) En niños desde su etapa fetal, les ayuda a mejorar en atención, lenguaje y la habilidad para escuchar.

c) La música de Mozart en bebés prematuros les ayuda a ganar peso y tienen mas probabilidades de sobrevivir.

d) Favorece el desarrollo motriz, logrando mayor seguridad al gatear, caminar, correr y saltar.

Usos terapeuticos de la música de Mozart

Independientemente de los resultados a favor y en contra del Efecto Mozart la música sinfónica se utiliza en las salas de hospitales, en intervenciones quirurgicas, en fábricas, bibliotecas y otros lugares públicos. Se busca en estas instancias la memorización, tranquilidad, concentración y el análisis.

Incluso se puede escuchar la musica de Mozart sin estar cosciente. Sea dormidos o bajo los efectos de la anestesia las fibras auditivas siguen activas. Esto propicia que se recomiende Mozart como música de fondo para dormir y, en el caso de los bebes su música los tranquiliza y los hace tener un sueño placentero y efectivo.

mozart notebooking01Baby Mozart

Etiquetado en Bebé y maternidad

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post